TATVAMASI "Tú eres eso" - AHAM BRAHMASMI " Yo soy Brahman" - AYAMATMA BRAHMAN "Este Yo es Brahman" - PRAJÑANAM BRAHMAN "La Conciencia es Brahman" - SATCHIDANANDAM BRAHMAN "La eterna existencia, la conciencia eterna, la eterna paz es Brahman".
"Mi enseñanza no es una filosofía. Es el resultado de experiencia directa. Mi enseñanza es un medio de practicar, no algo a lo que aferrarse o motivo de adoración. Mi enseñanza es como una balsa que permite cruzar el río. Sólo un tonto llevaría la balsa de vuelta después de haber llegado y alcanzado la otra orilla de la liberación. " - Buddha
"Los grandes sabios no se identifican con ninguna religión o credo particular. Están por encima de ese tipo de distinciones. Ellos pertenecen a toda la humanidad." - Swami Rama

"Sirve, ama, da, purifícate, medita y realízate. Sé bueno, haz el bien, sé amable y compasivo. Pregúntate: ¿Quién soy yo? Conoce el Ser y sé libre." - Sri Swami Sivananda Maharaj

"No te quedes sentado en forma ociosa. Sabe que tú eres Divino en tu naturaleza esencial. Tú no has venido aquí a llorar y a lamentarte. Afirma tu Divina naturaleza. Despierta! Levántate! Tú eres un peregrino en el sendero de la Verdad." - Swami Chidananda
Si hay una constante en todas las fuentes de yoga, esa es su insistencia en el carácter “secreto” de su enseñanza. El secretismo es la forma de salvaguardar la transmisión íntegra y protegerla de contaminaciones externas. Aunque actualmente el acceso a todo tipo de información es libre, rápido y cómodo, el carácter secreto del yoga sigue estando vigente. Cabe distinguir entre “información”, a la cual se puede acceder de manera casi ilimitada, y “conocimiento”, cuyo acceso está tan restringido hoy como siempre lo ha estado. En la tradición india, el conocimiento es un bien que se merece y conquista, no un derecho que tienen todos los hombres por igual, a modo de como se entiende en el mundo moderno. Tradicionalmente, el acceso a los textos clásicos estaba restringido a iniciados en yoga, principalmente porque su comprensión dependía directamente de su práctica. De esta forma, se evitaban malas lecturas manteniendo la escritura en secreto. Actualmente, casi todo el mundo puede tener acceso a la lectura de estas obras o a alguna de sus traducciones. Sin embargo, de todos los que tendrían acceso a la lectura, verdaderamente muy pocos se interesarán por las obras, y de esos, otros pocos las leerán. De esos escasos lectores, alguno será practicante de yoga. Y de esos practicantes, quizá alguno llegue a comprender su contenido. De esta manera, se puede entender que la restricción de este tipo de textos sigue siendo la misma que cuando fueron redactados por primera vez. La única diferencia es que tradicionalmente se evitaban las lecturas inapropiadas a través del secretismo, y en el mundo moderno, el libre acceso a la información propicia que algunos confundan “información” con “conocimiento”. Más allá de esas distinciones, el conocimiento verdadero sigue estando protegido como siempre lo estuvo. - José A. Offroy

martes, 13 de enero de 2015

GOPESHVARA MAHADEVA - Una Historia de Vrindavan - por Gourangi Devi Dasi

El señor Shiva es adorado por muchas personas, ya que el y su esposa Parvati, son los controladores del mundo material, debido a esto él también es conocido como Mahadeva y ella como Maha Maya. Cada vez que termina un día de Brahma, él también es responsable de la destrucción de los mundos. Así pues el señor Shiva tiene una gran influencia en el universo entero.

Su naturaleza es sencilla y humilde, él no desea en lo mas mínimo ser adorado o reverenciado. Por el contrario él siempre esta absorto en adorar al Señor de su corazón, Sri Krishna.


En la magnifica montaña de Kailash, la cual siempre esta cubierta de nieve, reside el señor Shiva junto a su fiel y bella esposa Parvati. Sin darle al frío importancia alguna, él medita constantemente en las dulces lilas de Krishna.

Pero un buen día, hace mucho tiempo atras, el señor Shiva interrumpió su meditación suspirando con un aire de nostalgia y anhelo. “¿Que tienes?” le pregunto Parvati. “Oh, mi querida Parvati, justo ahora esta nuestro Señor Krishna, en su forma mas dulce como pastorsito de vacas en Vrindavan manifestando sus maravillosos pasatiempos.”


“Krishna a descendido a la Tierra, con sus amigos, su familia, sus sirvientes, y todo Vraja Bhumi. Cada noche él realiza junto a sus queridas Gopis, la danza del Rasa, la mas hermosa danza de la que tanto te he contado… ¡Cuanto quisiera poder estar ahí!“

Al escuchar esto, Parvati concluyo diciendo: “¡Mi querido Shiva, vamos inmediatamente a la Tierra,
vamos a Vraja. Rogaremos para que se nos otorgué la entrada a la danza del Rasa!“

Y resueltos pronto salieron de camino a Vrindavan...


Al llegar al lugar sagrado, Parvati recibió la gracia de entrar a la arena en donde se haria la danza del Rasa. Pero cuando Shiva quiso entrar, fue detenido por Vrinda Devi, quien le dijo: “Mi querido señor Shiva, con gran dolor en el corazón, tengo que decirte que en tu forma masculina no puedes estar en la danza del rasa. Aparte de Krishna, a todo hombre se le es negado la entrada a la mas sagrada de las danzas.”

Al escuchar esto, miró al suelo, y triste se fue a sentarse a la rivera del Brahmakunda. El señor Shiva
estaba muy decepcionado al ver que se le había negado la entrada a la danza del Rasa, la cual ansiaba con tanto anhelo.


Pensativo, el señor Shiva se decia a sí mismo: “He podido estar en todos los pasatiempos de mi Señor, pero aquí se me a negado. ¿Como es posible? ¿De que me vale ser un semidios? ¿De que valen mis habilidades y conocimiento? Nada de eso es de valor alguno aqui en Vraja. Ni siquiera Laksmi, Brahma ni Indra tienen lugar aquí. ¿Como fui a pensar que yo seria la excepción?

¡Oh, afortunadas Gopis! ¿Como podría ser una de ustedes? Al no poder estar en la danza del Rasa, siento que mi vida no tiene sentido. ¡Oh, mi Señor, por favor no te olvides de mí!”


Shiva dejo de comer y de dormir y lloro tanto, que con el tiempo Vrinda Devi sintió compasión por él. Pensando como seria posible para él entrar a la danza del rasa se le acerco y le dijo...

“¡Escúchame bien, oh, Mahadeva! Solo por la bendición de Vraja te será posible entrar a la danza del
Rasa. Por eso ve y bañate en las aguas de lago Manasarovar, el cual satisface todos los deseos. Ve allí y con toda humildad ora para que se te permita entrar a la danza del rasa.”

Con gran alegría recibió Shiva las instrucciones de Vrinda devi, y tal como ella le dijo, se fue lo mas rápido posible a sumergirse en las sagradas aguas.


Al entrar a las aguas, el señor Shiva estaba absorto cantando: “Krishna, Krishna, Krishna...“
En su meditación Mahadeva se olvido del tiempo, se olvido de si mismo, hasta que en un momento se
dio cuenta que ya no era igual y al salir del agua vio que había tomado una forma femenina. El no podia entenderlo. Ahora era una Gopi.

Shiva estaba tan feliz, que difícilmente podía esperar a que llegara la noche.


Al caer la noche, Shiva finalmente escucho como Krishna empezó a tocar su flauta bajo el árbol del
Vamsivata, y en ese momento salió corriendo tan rapido como el pudo junto a las otras gopis.

Cuando el señor Shiva llego con su nueva forma femenina a la entrada de la danza del rasa, Sri Krishna se sintio muy feliz de ver a esta nueva Gopi.


“¿Como te llamas querida Gopi?” Le pregunto Krishna. Sin saber que decir, Shiva miraba al piso pero Krishna que se encuentra en el corazón de todos, sabia quien era y tan solo le sonreía.

Krishna le dijo: “¡Te llamare Gopeshvara! Que significa, la señora de las Gopis!” Al Radharani
escuchar esto, quien se encontraba muy cerca, se sintió confundida y se pregunto a si misma: “¿Por que Krishna le habra dado el nombre de Gopeshvara a esta nueva Gopi?“


Krishna al entender lo que ella sentia, se le acerco y le dijo: “Mi querida Radha, no te preocupes, esta nueva Gopi no es nadie mas que el mismo Shiva, y por la bendicion de Vrinda Devi él desea en esta forma femenina participar en la danza del rasa.“ Al escuchar esto Radharani se sintio sorpendida y feliz.


Entonces comenzó la danza del Rasa. Shiva estaba muy feliz. Pero después de bailar un poco, empezaron los problemas.

“¿Que es eso?“ Dijo una Gopi asustada señalando la serpiente que Gopeswara llevaba al rededor del cuello.

Las Gopis se asustaron por el reptíl y toda la danza del rasa se detuvo. “¿Como es posible que ella ha
venido a bailar con una serpiente? ¿Quien es esta nueva Gopi?” Se preguntaban.

El señor Shiva siempre tiene una serpiente alrededor de su cuello. Esta serpiente es su Guru de la cual el nunca se separa.


Krishna estaba muy deleitado con toda la situación, pero despues al ver la intranquilidad de las Gopis se dirigio a Gopeshvara y le dijo: “Mi querida Gopi, tengo una tarea muy importante para ti. Tu serás la protectora del Rasa Lila. Por favor ponte en la entrada del lugar y cuida muy bien que nadie entre a la arena de danza.”

“Todo aquel que venga con una actitud orgullosa, egoísta, con el deseo de ser el centro o de disfrute
no podrá entrar. Solo mis devotos puros, cuyo único deseo es servirme, podrán entrar.

Debido a la pureza de tu corazón te será posible reconocer quien puede entrar a la danza del Rasa.“


Y desde ese día Gopeshvara Mahadeva ejecuta este servicio para Radha y Krishna y sus hermosas Gopis. Nadie puede entrar a la danza del rasa sin el permiso de Gopeshvara Mahadeva.



Fuente: texto y dibujos de Gourangi Devi Dasi

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...